¿SU PARTICIPACIÓN ACCIONARIA DISMINUYÓ PORQUE SU SOCIO HIZO UN AUMENTO DE CAPITAL SIN QUE USTED SE ENTERE? ¿HA ESCUCHADO DE CASOS COMO ESTE?

Si bien nadie se asocia con intención de que se desate una guerra entre los socios o accionistas, la experiencia nos lleva a conocer la posibilidad de que graves controversias se produzcan en el camino y más de una vez hemos visto a socios que, aprovechando un descuido, generan un aumento de capital que termina modificando la distribución del capital acordado cuando se formó la sociedad.

Puede haber otros casos menos dramáticos, pero igualmente graves, cuando se toman decisiones operativas de importancia sin conocimiento una parte de los accionistas.

El derecho de los accionistas a estar informado adecuadamente de las decisiones operativas de importancia puede regularse a través de la inclusión prácticas de buen gobierno corporativo que estipulen la necesidad de transparentar la información y ponerla a disposición de los accionistas, incluyendo la posibilidad de contar con informes que respalden la propuesta, según el nivel de gobierno o administración al que corresponda adoptar la decisión.

Por otro lado, las Normas Ecuatorianas para el Buen Gobierno Corporativo reconocen la posibilidad de que existan “acuerdos entre accionistas o pactos parasociales”, aquellos que la ley actualmente prevé únicamente para las Sociedades por Acciones Simplificada (SAS) y que no son parte del contrato social o el Estatuto.   Por supuesto, al no estar reconocidos por la ley, en las empresas de capital abierto solo tienen efectos inter-partes y no pueden oponerse a terceros.  Aun así, tienen una utilidad importante y permiten evitar conflictos futuros en las relaciones entre socios.

Las Normas Ecuatorianas para el Buen Gobierno Corporativo identifican tres tipos de acuerdos entre socios:

  • Pactos de Relación: Los que regulan las relaciones directas entre los accionistas, independientemente de sus relaciones con la compañía, como los derechos de adquisición preferente, la venta conjunta o la planificación familiar, entre otros.
  • Pactos de Atribución: Los que generan ventajas a la propia sociedad, como financiación por parte de los accionistas.
  • Pactos de Organización: Para regular la toma de decisiones y forma de organización de la sociedad, incluyendo la designación y alternabilidad en la administración, políticas y planes de negocios.

Si quiere conocer más sobre las Normas para el Buen Gobierno Corporativo y la posibilidad de implementarlas en su compañía, no dude en contactarte con nosotros a través de los siguientes correos electrónicos: galogarcia@abogados.net.ec en Guayaquil o diegogarcia@abogados.net.ec y cristinagarcia@abogados.net.ec  en Quito.