LA DIMENSIÓN SUSTANTIVA DE LA CONSTITUCIÓN EN EL PENSAMIENTO DE LA NUEVA CORTE CONSTITUCIONAL

Para entender mejor el pensamiento de la nueva Corte Constitucional, como requisito fundamental para acudir a ella en el ejercicio de la defensa de nuestros clientes, es indispensable leer detenidamente sus análisis y la construcción del razonamiento lógico previo a dictar una resolución.    En este afán, sin duda serán importantes las dos sentencias sobre matrimonio igualitario que se han dictado dentro de los casos Nº 10-18-CN y 11-18-CN en días pasados.  

Nuestro breve análisis no entra en la discusión de fondo sobre los dos casos específicos, sobre lo que ya hay un intenso debate jurídico, sino más bien busca destacar, dentro de esa discusión, la forma como la Corte Constitucional –o su mayoría- analiza el problema jurídico planteado, entendiendo que su labor va más allá del análisis del atributo de la “máxima jerarquía formal” de la Constitución, para privilegiar lo que considera es el atributo de la “máxima prioridad sustantiva”; es decir, el análisis de la Constitución más allá de su propio texto, integrando a ella otras fuentes de derecho, particularmente las contenidas en instrumentos internacionales de derechos humanos.

No es menor el detalle de que la Corte Constitucional haya resuelto con una mayoría integrada por cinco votos a favor (incluyendo un voto concurrente) y cuatro votos salvados, cuando la mayoría –tal vez la totalidad- de sus decisiones venían siendo aprobadas por unanimidad.   Por ello, en su análisis no pueden dejar de leerse las dos decisiones y sus votos salvados, para entender los motivos que llevaron a una u otra conclusión y, dentro de ellas, el argumento de la “máxima prioridad sustantiva”. Esto porque la línea de pensamiento puede repetirse en otros casos a resolverse en el futuro por esta misma Corte, en temas muy diversos, en los que el tejido axiológico o bloque de constitucionalidad, deje a un lado el texto formal de la Constitución.

Parte de la disidencia de la decisión de mayoría plantea el cuestionamiento de la posibilidad de que esto nos lleve a una “interpretación ad infinitum que trastoque la claridad y concisión del lenguaje formal” que afecte los principios de la hermenéutica jurídica.

También entra en el análisis contrapuesto por las dos tesis, el valor que tiene una Opinión Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, punto en el que no estuvieron de acuerdo los Jueces de la Corte Constitucional, siendo el pensamiento de mayoría el darle un valor vinculante.   Para la minoría, en cambio, una Opinión Consultiva no tiene el valor de instrumento internacional, discusión que ya se ha dado en el Ecuador frente a otras disposiciones no convencionales adoptadas por la CIDH, como las medidas cautelares previstas en su Reglamento.

Las decisiones tomadas por la Corte Constitucional tendrán efecto en el análisis de otros temas de diverso interés en el futuro.

Si te interesa conocer más sobre esta materia, no dudes en contactarte con nosotros a través de infoquito@abogados.net.ec o infoguayaquil@abogados.net.ec.