¿CUÁN SERIOS SON LOS RIESGOS EN EL SECTOR PRIVADO COMO PARTE DE LAS REFORMAS INTRODUCIDAS POR LA LEY EN MATERIA ANTICORRUPCIÓN?

Con las recientes reformas al Código Orgánico Integral Penal en materia anticorrupción, se introducen, tal vez muy a la ligera, ciertas normas que precisan las responsabilidades de las personas naturales o jurídicas en sus relaciones con las instituciones del sector público y sus funcionarios, así como con las personas jurídicas de derecho privado que manejan fondos públicos o privados.  

Más allá de la subjetividad sobre la acertada o equivocada hermenéutica jurídica en la redacción de las reformas, es importante, como accionista, directivo, proveedor, abogado o empleado que ejerza cargos de dirección, el tener conocimiento de los riesgos que pueden presentarse en la contratación pública y privada.

Para su mejor ilustración, les enunciaremos algunos de estos riesgos:

  • Tráfico de Influencias:   Lo comete quien, prevaliéndose de su cargo o de su relación personal o jerárquica, ejerce influencia en otro servidor para obtener un acto o resolución favorable a sus intereses o los de terceros.   Este delito puede involucrar a un privado cuando se le ofrece realizar tráfico de influencias a cambio de donativos, dádivas, presentes, contribuciones, ventajas o cualquier beneficio a favor de un tercero.
  • Sobreprecios en la Contratación Pública:  Lo comete, además del funcionario público, el proveedor del Estado que realice arbitrariamente un proceso de contratación pública con evidente y comprobado sobreprecio al precio ordinario establecido por el mercado y determinado como tal por la Contraloría General del Estado.
  • Actos de Corrupción en el Sector Privado:  Este delito puede involucrar a directores, gerentes, administradores, ejecutivos, accionistas, representantes legales o apoderados, asesores, auditores, abogados, o quien ejerza un cargo de dirección de una persona jurídica privada, organización no gubernamental, asociación, fundación, comité, que intencionalmente acepte, reciba o solicite donativos, dádivas, presentes, contribuciones, ventajas o cualquier beneficio, para omitir o cometer un acto que permite favorecerse a sí mismo o a favor de un tercero, en el curso de actividades económicas, financieras o comerciales.
  • De igual manera este delito sanciona a quien haga la oferta a favor de quienes actúen en representación de una persona jurídica privada, para que omita o realice un acto a su favor, en el curso de actividades económicas, financieras o comerciales.

Si usted es director, gerente, administrador, ejecutivo, accionista, representante legal o apoderado, asesor, auditor o ejerce un cargo de dirección de una persona jurídica privada, que se encuentra en una situación de las que se han descrito anteriormente, es oportuno que cuente con asesoría legal para evitar situaciones que podrían generar un riesgo de verse involucrado en un delito, sin tener conocimiento de ello. Si quieres conocer más sobre las reformas a al Código Orgánico Integral Penal en materia anticorrupción, que pueden afectar al sector privado, no dude en contactarse con nosotros a través de los siguientes correos electrónicos: galogarcia@abogados.net.ec en Guayaquil o diegogarcia@abogados.net.ec y cristinagarcia@abogados.net.ec  en Quito