¿ CONOCES QUE LAS FACTURAS COMERCIALES NEGOCIABLES TE PUEDEN PERMITIR CONSEGUIR LIQUIDEZ EN ÉPOCAS COMO LA ACTUAL ?

En épocas de crisis, como la que ha generado la pandemia del COVID-19, la liquidez se reduce y aunque hayas prestado servicios o vendido bienes y los hayas facturado, los pagos pueden demorarse más de lo normal.   Igual ocurre en muchos casos cuando se prestan servicios o venden bienes a empresas grandes, cuyos procesos de pago parten de la supuesta liquidez del proveedor, lo que en muchos casos no ocurre, especialmente cuando el proveedor es un pequeño empresario.

Para casos como los expuestos, el Código de Comercio prevé la existencia de facturas comerciales negociables, inclusive con valor de título ejecutivo, como un mecanismo totalmente legítimo y respaldado por la ley, en la medida en que se cumplan las previsiones que la norma impone.   Enunciemos algunos aspectos importantes de las facturas comerciales negociables:

  • La factura debe estar respaldada por la transferencia de un bien o derecho o la prestación de un servicio u otra negociación.  Es decir, debe responder a la entrega o prestación real de un bien o servicio.
  • La factura debe ser aceptada por el comprador o adquirente, expresa o tácitamente.
  • La factura comercial es negociable y constituye título ejecutivo, siempre que contengan una orden incondicional de pago, cuya aceptación sea suscrita por el comprador o adquirente de bienes, derechos o servicios, o su delegado, con la declaración expresa de que los ha recibido a su entera satisfacción, o que hubieren sido aceptadas tácitamente.
  • Pueden emitirse en forma física o electrónica y se pueden transferir sin autorización del deudor o notificación a éste.
  • Las facturas comerciales negociables se pueden inscribir en el Catastro Público del Mercado de Valores para negociarse en el mercado bursátil, Registro Especial Bursátil (REB), y en el extrabursátil.    Las facturas no inscritas en el Catastro Público del Mercado de Valores también pueden negociarse, pero únicamente en el mercado privado, a través de instituciones financieras y compañías que, de acuerdo con su objeto, puedan dedicarse a la compra de cartera.
  • Cuando las transacciones de facturas comerciales negociables sean a través del mercado de valores, se sujetarán a los requisitos, condiciones, privilegios y formalidades que disponga la ley de la materia y tendrán como base de transacción el valor efectivo y no necesariamente el valor nominal.
  • La obligación del pago insoluto contenida en la factura comercial negociable deberá ser cumplida en cualquiera de los siguientes momentos:

a) A la recepción electrónica o física de la factura;
b) A un plazo desde la recepción de la mercadería o prestación del servicio, pudiendo establecerse vencimientos parciales y sucesivos; y,

c) En ausencia de mención expresa en la factura, se entenderá que debe ser pagada dentro de los treinta días siguientes a la recepción.
La demora en el pago del precio del bien, derecho o servicio adquirido o comprado desde que éste deba verificarse, según los términos del contrato, obliga al comprador o adquirente a pagar el máximo interés permitido. Si te interesa conocer más sobre esta materia, no dudes en contactarte con nosotros a través de los siguientes correos electrónicos: galogarcia@abogados.net.ec en Guayaquil o diegogarcia@abogados.net.ec y cristinagarcia@abogados.net.ec  en Quito.